Actualidad EmpresarialFinanzasNacionalRecursos humanos

Tarjetas empresariales Edenred con control de gastos integrado

/COMUNICAE/ Las tarjetas empresariales con control de gastos son clave para el crecimiento empresarial
Las empresas que implementan sistemas de tarjetas empresariales con control de gastos tienen mayores oportunidades de crecimiento. Acceder a ellas puede marcar la diferencia para aumentar la producción y expandirse, de acuerdo con un estudio hecho por Clara y Tukan.

Aunado a ello, el 86% de las compañías que han implementado este método no han tenido dificultades para integrarlo en sus operaciones, sustentando que es una excelente solución que ayuda a optimizar tiempos y procesos.

Transacciones más seguras en los negocios
Esta innovadora herramienta no solo proporciona una forma fácil y segura de realizar transacciones, sino que también permite a las empresas monitorear y administrar en tiempo real los gastos de sus empleados. 

Con características personalizables, las organizaciones pueden establecer límites de diferentes tipos, garantizando un control financiero completo.

Además, el uso de tarjetas empresariales también beneficia a los empleados, pues ofrecen la flexibilidad de realizar compras esenciales, como gasolina o alimentos, mientras que el control de gastos asegura que estén alineados con las políticas y directrices de la empresa. 

Lo anterior crea un equilibrio entre la autonomía del trabajador y la responsabilidad financiera.

Con la digitalización y la creciente necesidad de soluciones remotas, estas opciones están cada vez mejor diseñadas, con tecnología de punta para garantizar transacciones seguras y que los empleados puedan utilizarlas en múltiples plataformas, tanto físicas como digitales.

Algunas de las acciones que se pueden realizar con tarjetas empresariales con control de gastos integrado son:

Establecer reglas de tarjeta por titular o bloqueos en cuanto a límites diarios, tipos de movimientos y más. 
Definir e implementar políticas diferentes para los miembros del personal, tomando en cuenta factores como antigüedad, límite de gastos, etc.
Bloquear, congelar o eliminar tarjetas en caso de que haya un uso indebido, fraude o robo.
Admitir o negar los gastos en línea o el retiro de efectivo en cajeros automáticos, según las necesidades de las empresas.

Control de gastos es más que poner límites
El modo en que las empresas configuran los controles de las tarjetas va más allá de poner límites; se trata de enfocarse en mejorar los procesos empresariales, reducir riesgos y costos.

Por ello, los equipos financieros deben tener la capacidad de establecer controles al instante en la plataforma de la tarjeta, con el fin de reflejar las políticas de uso y fomentar su cumplimiento. 

El control de gastos puede representar una diferencia para las empresas y ayudarlas a:

Crear mejores presupuestos personalizando las reglas de uso.
Aprovechar las ventajas que supone determinar el límite o saldo disponible de algunas tarjetas prepago.
Controlar mejor los pagos corporativos y periódicos que se realizan.

Todo esto y más se puede lograr con tarjetas empresariales con control de gastos integrado, pues ofrecen flexibilidad, comodidad y múltiples opciones y beneficios. Solo se debe poner el foco en aquellas funciones que tienen sentido para cada negocio.

Fuente Comunicae

Prev Next