Uncategorized

Socorro Romero Sánchez la filántropa de México, manchada por escándalo hereditario

 

La fallecida empresaria Socorro Romero Sánchez fue admirada en vida, y después de muerta, por su gran vocación de servicio a los más desprotegidos, sobre todo a las comunidades vulnerables como mujeres y niños. Su dedicada labor social la tiene muy cerca de los altares eclesiásticos. Y aunque los tehuacaneros y familiares la recuerden con gran cariño y agradecimiento, su imagen sigue siendo mancillada por el pleito hereditario que mantienen sus herederos legales y la hoy presidenta de Morena Puebla, Olga Lucía Romero Garci-Crespo.

Es realmente lamentable que una mujer de la estatura ética de la Señorita Socorrito Romero Sánchez siga en boca de propios y extraños, por los conflictos de terceros. Seguramente la filántropa no ha podido descansar en paz, gracias a la ambiciosa sobrina que de repente relama beneficios hereditarios, cuando ni siquiera veía a Socorrito en vida. Es vergonzoso que una mujer previsora y ordenada sufra por los vacíos legales y la corrupción que ha solapado a la presidenta de Morena Puebla, Mónica Caballero Garci-Crespo, su verdadero nombre Reimers.

La mancha que ha dejado la sobrina deja a Socorrito como una débil mujer que fue manipulada en contra de su voluntad por seres perversos, quienes realmente estuvieron junto a ella a lo largo de su vida. Por mucho discurso que la política morenista ensaye, y por mucho que quiera imitar el estilo sobrio y recatado de Socorrito, junto con la mala copia de su sencillo peinado, ahora todo México sabe que Olga Lucía Romero Sánchez o Mónica Caballero Garci-Crespo, no es más que una vulgar e impune proxeneta, a la que, más temprano que tarde, le llegará su merecido, es una realidad.

Prev Next
No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *