Los lugares emblemáticos en la Ciudad de México, sin duda, son muchos, pero aquellos que recorren generaciones, cada día escasean más.

Encontrar un sitio con dichas características y que tenga sabores inigualables se ha convertido en algo difícil.

Este es el caso de la panadería La espiga, ubicada cerca del Metrobús Chilpancingo, misma que ha dado servicio alrededor de 70 años.

Es un lugar donde las generaciones han ido creciendo y llevando con ellos a los más jóvenes para conocer la deliciosa tradición que tiene. Sin embargo, recientemente el recinto anunció su cierre.

Cabe señalar que no han dado un motivo para la abrupta decisión, pero sí es algo que ha tomado por sorpresa a los clientes, sobre todo aquellos que se han familiarizado y crecido con la panadería.

En redes sociales los clientes han manifestado su tristeza, pues para muchos era un lugar que significaba unidad y familia.

Entre uno de los comentarios más destacados en Twitter se encuentra:

Cosas que me hacían muy feliz de niña: cuando mi mamá pasaba por mí a la primaria y me decía “Hoy es día de no cocinar, vamos a ver qué hay en La Espiga”. Se me hacía lo más delicioso del mundo porque yo podía elegir y además me compraba un pancito para la noche.

Sin duda, la tristeza se ha convertido en el sentimiento principal de los vecinos de la panadería, pues además de emblemático, contaba con un gran sabor.

La panadería ha señalado que el día de cierre será el próximo 16 de diciembre, por lo que no celebrará las festividades a lado de las personas que se mantuvieron constantes en estos 70 años.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *