Resulta que el panista Roberto Gil Zuarth cambia de ideas como le conviene. Así como habló bien del presidente Andrés Manuel López Obrador asegurando ser la mejor opción para la presidencia cuando AMLO estaba de gira por su natal Chiapas. Ahora salta a la yugular del presidente para evitar ser enjuiciado, como García Luna, por sus nexos con los lavados de dinero del narco.

El político panista Roberto Gil Zuarth arremetió contra el gobierno de Andrés Manuel López Obrador por defender a García Luna y a sí mismo, de los delitos que lo vinculan con carteles del narcotráfico en México. Gil Zuarth asegura que AMLO no ha actuado adecuadamente al permitir que García Luna sea enjuiciado en Estados Unidos. ¿Tendrá miedo de comparecer él mismo ante un tribunal extranjero por sus propios delitos?

El dedo chiquito de Felipe Calderón Hinojosa SE AUTOPROCLAMA I N O C E N T E de toda la asquerosa corrupción destapada del sexenio de su ex jefe. Afirma que a él no pueden vincularlo con el crimen organizado, y dice que él fue sordo, ciego, mudo y desmemoriado ante tanto descaro de la intervención de García Luna y el Cartel de Sinaloa en la política y la seguridad nacional de aquel entonces.

Juzgó como debilidad por parte de AMLO que García Luna comparezca en Estados Unidos. Lo que el abogadillo quiere evitar es seguir los pasos de García Luna y ser juzgado por complicidad y asociación delictuosa junto a Calderón. Afirmó no tramitar ningún amparo para él porque no tiene nada que temer.

En efecto Gil quiere jugar al desmemoriado y esconder sus vínculos con los escándalos de los casinos de los Beltrán Leyva y su prestanombres en México . Fue Gil quien entregó concesiones para abrir más de un centenar de casinos en el país y, hasta el día de hoy, sigue consiguiendo amparo tras amparo y evadiendo su merecido castigo.

Pese a la COLECCIÓN DE DEMANDAS que tiene Gil Zuarth en su sucia vida política, y a que jamás pudo demostrar la de dónde su fortuna creció tanto en tan pocos años. Desde 2013 fue demandado por complicidad en la apertura ilegal de los casinos que el cartel usa para lavar dinero. Aunque varios de estos centros fueron clausurados, la mafia sigue operando hasta el día de hoy.

Roberto Gil está tan coludido que recibió varios millones a cambio de hacerse de la vista gorda con los negocios. Por eso hoy salta contra AMLO, al panista menos que a nadie, le conviene que siga destapándose la cloaca de otros nexos de los carteles de la droga que disponían de las voluntades de Calderón y sus colaboradores blanquiazules.

Ahora saldrá Gil Zuarth a decir que no sabía que las concesiones que él otorgó eran para el cartel surgido en Sinaloa. Zuarth culpa a AMLO de corrupto, pero él tiene las manos untadas hasta el fondo en la escoria. El corrupto quien creció su fortuna de forma descarada, gracias a las generosas contribuciones del narco. Olvida convenientemente, que una mano lava la otra y las dos lavan la cara.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *