Los precios del petróleo terminaron a la baja tras el anuncio de que una fuga en una tubería del Golfo de México, que había puesto los precios bajo presión, sería reparada pronto.

El barril de Brent del mar del Norte para entrega en octubre perdió 1,45% a 98,15 dólares en Londres.

En tanto el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en setiembre cedió 2,38% a 92,09 dólares.

“La fuga puede repararse más rápidamente de lo previsto ya que está en tierra y no en el océano”, explicó Andy Lipow, de Lipow Oil Associates. Este incidente presionó al alza los precios por su impacto sobre la oferta de crudo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *