Una vez más la hipocresía discursiva de Claudia Sheinbaum ha quedado al descubierto pues su ofrecimiento de tener un gobierno 100% transparente aún no se ha cumplido, afirmó Andrés Atayde Rubiolo, Presidente del PAN en la CDMX.

“Estamos ante un caso de hipocresía discursiva; por un lado, se muestran como paladines de la transparencia pero por otro, mienten y cada vez son más opacos”, aseveró.

El líder del panismo capitalino advirtió que para Morena y sus gobiernos “es fácil mentir, lanzan la piedra y esconden la mano; ante la gente hablan de transparencia pero en la realidad, actúan es completamente distinto”.

Al referirse a la investigación realizada por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) denominada “La capital de la opacidad: 4 años sin datos de los contratos de la Ciudad de México”, donde revela el incumplimiento de transparentar los procedimientos de adquisiciones en internet, páginas oficiales y la Plataforma “Tianguis Digital”, Andrés Atayde lamentó la opacidad del gobierno capitalino.

Incluso, advirtió que la negativa de la Secretaría de Administración y Finanzas del Gobierno de la CDMX, para transparentar los contratos celebrados los primeros cuatro años de la actual administración, confirma que la opacidad será uno de los sellos del gobierno de Sheinbaum

“Cómo, cuánto y a quién se ha otorgado y pagado contratos, es y seguirá siendo una incógnita para las y los capitalinos, incluso habría que preguntarse si no son empresas fantasma o para el cochinito electoral de la Doctora Sheinbaum”, cuestionó.

Al respecto, el diputado local Aníbal Cañez Morales, aseveró que la opacidad en las compras y contrataciones de la 4T en la Ciudad se han vuelto una constante y por más información que el Congreso capitalino le solicita al gobierno, no hay ninguna retroalimentación digna ni completa.

Lamentó que remarcó que el gobierno capitalino actúe contrario a lo que mandata la Constitución de la CDMX en materia de transparencia: “Vemos una especie de modus operandi, muy lamentable y condenable que oculten información porque pareciera que hacen negocios a costa del cargo público con fines políticos, que en este caso, es claro que se teje la candidatura de Sheinbaum”.

Finalmente, Atayde y Cañez coincidieron en la necesidad de un esquema de redición de cuentas actualizado, toda vez que los métodos que se utilizan fomentan la opacidad, pues son obsoletos y no abonan a la transparencia ni al combate a la corrupción.

Afortunadamente, agregó Atayde, “las y los capitalinos tenemos claro quiénes son los mienten, quienes difaman y quienes dedican su tiempo a la descalificación en lugar de trabajar y dar resultados, porque en la ciudad hay miles que ya saben que sí hay de otra”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *