Uncategorized

La Garci-Crespo promueve violencia de género pero se viste de naranja

 

La doble moral de la Garci-Crespo es atrevida

 

El célebre día naranja que se conmemora los 25s de cada mes es un pertinente recordatorio para promover el cese a la violencia contra las mujeres. El Día Naranja.

Pero en el caso específico de la señora presidenta de Morena, Olga Lucía Romero Garci-Crespo o Mónica Caballero Garci-Crespo, la vestimenta naranja es una burla a las mujeres.

Una mujer violentando a otras mujeres es una aberración.  La Garci-Crespo lleva años violentando mujeres y obligándolas a prostituirse. Una vergüenza para otras mujeres que alzan la voz y buscan mejores oportunidades en lo público y lo privado.

Recordemos que es una funcionaria pública al supuesto servicio de un partido y, por el otro lado, no es más que una  vulgar madrota en sus prostíbulos y casas de juego, y que este oficio lo heredó de su madre. Todavía  más escandaloso aún… SI PROPIA MADRE LE ENSEÑÓ A MALTRATAR A OTRAS MUJERES.

Sus mismas víctimas han denunciado a la presidenta de Morena Puebla, Olga Lucía Romero Garci-Crespo,  o la famosa Monina, como se le conoce  aún en su familia y en Tehuacán,  como su verdugo que las golpea y amenaza de muerte para obligarla a prostituirse.

La doble moral de esta política de octava es realmente atrevida y apesta. Es urgente que México conozca la verdadera cara de Olga Lucía Romero Garci-Crespo, o la Monina proxeneta y que acabe tras las rejas.

Prev Next
No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *