El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que la tasa de inflación en México subió en la primera quincena de agosto de 2022 hasta el 8.62 por ciento, su mayor nivel desde el año 2000.

De acuerdo a los datos del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), la inflación se ve presionada por el incremento en los precios de la cebolla, papa y otros tubérculos, naranja, sandía y gas doméstico natural.

El INPC registró su nivel más alto desde la segunda quincena de diciembre del 2000, cuando se ubicó en 8.87 por ciento.

La inflación se ha ubicado 35 quincenas consecutivas por encima del rango objetivo fijado por el Banco de México (3 por ciento, +/- un punto porcentual).

Entre los productos genéricos cuyas variaciones de precios destacaron por su incidencia sobre la inflación general fueron la cebolla (92.64 por ciento); papa y otros tubérculos (69.56 por ciento); naranja (45.76 por ciento); sandía (36.67 por ciento); gas doméstico natural (35.15 por ciento); huevo (32.33 por ciento) y loncherías, fondas, torterías y taquerías (11.12 por ciento).

Por el contrario, el producto que presentó disminución en su precio fue la uva (2.53 por ciento).

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, creció 0.49 por ciento a tasa quincenal y, anual, 7.97 por ciento.

En el mismo periodo, el índice de precios no subyacente subió 0.22 por ciento quincenal y 10.59 por ciento a tasa anual.

About Author
DiarioLocoMento
View All Articles

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *