El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y la Fiscalía General del Estado (FGE) informaron que Puebla y Tlaxcala registraron 321 delitos de trata de personas entre enero de 2015 y enero de 2023.

De acuerdo con el reporte, el municipio de Puebla es el que presenta el mayor número de casos con 179 delitos, seguido de Tehuacán con 12 incidencias y en tercer lugar, Izúcar de Matamoros con 10 delitos.

En el estado de Puebla, el 2015 fue el año con mayor número de delitos de trata de personas, registrando 93 casos, mientras que en Tlaxcala, el año con más delitos fue el 2018, con 21 casos.

La lista de los municipios de riesgo en Tlaxcala son Apizaco, Contla, Ayometla, Chiautempan, Teolocholco, Tenancingo, Zacatelco y Axocomanitla; y en Puebla, son Tehuacán, San Martín, Texmelucan, Puebla capital, Atlixco, Tepeaca, Huauchinango, Cholula y Zacatlán.

Las características de las víctimas de trata de personas son jóvenes de 16 a 22 años, aunque también se habla de niñas de 10 años, mujeres y hombres indígenas, niñas, niños y adolescentes, migrantes, hombres y mujeres estudiantes de telesecundaria rural o bachilleratos urbanos, adolescentes embarazadas o con hijos, jóvenes entre 16 y 19 años para extracción de órganos, migrantes internos, población de la comunidad LGBT+, personas que no hablan español y madres que viajan con hijos pequeños.

Los principales sectores de explotación son la prostitución forzada, trabajo forzoso, actividades ilícitas para crimen organizado y extracción de órganos. Las víctimas de trata de personas del estado de Tlaxcala van a Nueva York, Houston y Atlanta, mientras que las de Puebla van a Veracruz, Oaxaca, Tlaxcala y Chiapas.

En el tema de la trata con fines laborales, Puebla, Hidalgo y Tlaxcala encabezan la maquila de productos textiles y la explotación de familias completas de origen indígena en el trabajo con la mezclilla y el trabajo del hogar.

Según el informe “Trata de personas en México” de Hispanics in Philanthropy (HIP), en Puebla y Tlaxcala se ha identificado un aumento en el número de delitos de trata de personas en las últimas fechas, en especial por la pandemia de COVID-19.

La pandemia ha generado un aumento en la vulnerabilidad de las personas y una disminución de los empleos formales, lo que ha llevado a más personas a buscar oportunidades laborales informales que resultan en un aumento en los casos de trata de personas.

Para combatir el problema, tanto Puebla como Tlaxcala han desarrollado planes y programas de prevención de la trata de personas, capacitando a los trabajadores y organizaciones de la sociedad civil para detectar y prevenir los casos de trata de personas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *