Navidad significa juntarse a comer o cenar con los más queridos, y no una ni dos veces solamente, sino alguna más.

Y como sabemos que no todas las cenas navideñas son iguales, El Quintana Roo Mx publicó una nota donde propone unas cuantas ideas que poner en práctica a lo largo de esta festividad. ¿Te animarás a probarlas?

Solomillo Wellington vegano

Es un alimento plant-based o 100% vegetal elaborado a partir de proteína de las habas de soja, y es una gran alternativa a la carne de animal.

Para esta receta, tan solo tendrás que sustituir el clásico solomillo por el Heura, así de fácil. Como resultado, tendrás un Wellington igual de delicioso, y más sostenible que la versión tradicional.

Bacalao fresco con almejas

Lo ideal es que utilices bacalao y almejas de pesca sostenible. No solo su sabor será mejor, sino que su impacto medioambiental será mucho menor.

El bacalao es un tipo de pescado ideal para consumir en cualquier época del año, incluidas las navidades. Estamos seguros de que no decepcionará a tus invitados. Si lo cocinas con almejas, perejil y vino blanco, es un plato ideal para esta festividad.

Vasito de cheesecake de naranjas ecológicas

Este es un postre realmente delicioso. Lo mejor es que, para su elaboración, utilices naranjas de km 0 o de proximidad, o en su defecto mermelada y zumo casero o ecológico. Aparte de esto, necesitarás galletas maría, queso crema, margarina y láminas de agar-agar o de gelatina.

Comienza hidratando el agar-agar o la gelatina, y mézclala en un vasito con el zumo de naranja. Después, mezcla el queso crema con el zumo, y añade más zumo progresivamente. Si lo deseas, endulza, y vete rellenando los vasitos con la mezcla, alternándola con las galletas. Por último, añade una capa de mermelada por encima junto con un par de hojas de menta para decorar.

Cenas de navidad tradicionales

¿Buscas una propuesta de cena navideña más típica? No te preocupes, también tenemos algunas ideas para ti:

Pavo relleno al horno

Clásica y deliciosa, esta receta nunca falla. Intenta hacerte con un pavo criado en una granja de proximidad, que haya vivido en buenas condiciones y haya sido alimentado de una manera correcta.

Una vez tengas la pieza, su preparación no es complicada: prepara el relleno al gusto, por ejemplo, con diversas verduras y setas, rellena el pavo, sazónalo al gusto, acompáñalo de patatas e introdúcelo al horno. El tiempo de cocción depende del peso de la carne, normalmente se suelen necesitar 20 minutos por cada kilo, más otros 90 minutos extra.

Gambones a la plancha

Este es uno de los platos más elaborados en las cenas de Navidad, y no es para menos. Los puedes preparar al ajillo en la plancha: fácil, sencillo, rápido y delicioso. Por supuesto, mucho mejor si los gambones son de pesca sostenible.

Turrón de jijona casero

¡El turrón es infalible! Con él siempre triunfarás. Además, su preparación es sencilla, y en unos 30 minutos lo tendrás listo. Solo necesitas 300 gramos de almendra tostada o natural, miel al gusto, en función de cuán dulce lo prefieras, media cucharadita de canela, y rayadura de piel de limón.

Si las almendras son naturales, tuéstalas y pélalas. Cuando ya tengas esto, coloca todos los ingredientes en una batidora y tritúralos. Es importante que lo hagas en períodos cortos para evitar que la almendra sufra mucho aceite. Cuando ya lo tengas, coloca la mezcla en un molde y enfríalo mínimo unas 4 horas.

Crema de verduras

Cualquier crema de verduras caseras es un acierto seguro: de guisantes, de calabaza, de puerro y almendra o de calabacín y queso, por ejemplo. Es el entrante perfecto: sabroso, económico y su preparación te llevará muy poco tiempo.

Hojaldre casero

Lo bueno de los hojaldres es que los puedes rellenar al gusto: de verduras, carne, champiñones, setas… lo que más te guste.

Tanto si quieres elaborar el hojaldre en casa, como comprarlo, esta receta no te llevará más de unos minutos.

Flan casero

Uno de los postres más sencillos y baratos de preparar. Tan solo necesitarás tener a mano huevo, azúcar o edulcorante, leche, caramelo o azúcar para hacerlo tú mismo. Ah, y no te olvides de agregar un poco de zumo de limón.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts